Una marca con amor de madre

Jessenia de los Ángeles González, tiene su emprendimiento en Masaya, sus habilidades en la costura la llevaron a crear su propia marca de ropa confeccionada “JoRo Total Sewing”.

Ella es una mujer muy disciplinada y enfocada en cumplir las metas que se propone. A pesar de manejar técnicas básicas de costura, Jessenia quiso ampliar sus conocimientos y concluyó con muy buen resultado los cursos técnicos de costura “Confección de Prendas de Dama” y “Taller Textil”, antes ya había finalizado el primer nivel “Costura Básica, Menaje de Casa”. Todos promovidos por ANDECU en el Centro Educativo Vega Baja.

“Entrando aquí sentí un gran avance, fue muy bonito porque aprendí nuevas técnicas, recordé cosas que quizás cuando me las enseñaron eran diferentes y todo eso me dio la pauta para iniciar un emprendimiento”, comenta Jessenia.

Los productos que comercializa ya llevan su marca, lo que le ha permitido llegar a nuevos clientes a través de las recomendaciones que recibe por la calidad de las piezas que elabora. Siente que los otros cursos que ha tomado le han abierto nuevas puertas. Es el caso de “Prendas de Dama” con el que su oferta se amplió considerablemente.

Yo no tengo un trabajo estable, para ayudarme económicamente vendía (y todavía vendo) productos por catálogo. Ahora estas clases me han beneficiado muchísimo al poder crear mis propios ingresos. Ver crecer tu propia empresa te aumenta tu autoestima como mujer. Hoy en día ya va cambiando ese aspecto que debemos estar solo en la casa. Esto para mí ha sido una gran oportunidad para desarrollarme y agradezco mucho a las profesoras y a todo el equipo de ANDECU”, expresa.

Para Jessenia de los Ángeles su principal motor son sus hijos. Confiesa que ellos se emocionan al verla trabajar y que su emprendimiento fue dedicado especialmente a ellos. “JoRo Total Sewing” es la combinación de Jo, de Josepeh, y Ro, de Roberta. Además, quería tener una oferta amplia en todo el ramo de la costura por lo que dejó abierto el nombre para poder producir diferentes tipos de piezas de tela.

Llegar hasta donde está ha significado todo un reto. Cumplir con los horarios de clases, las tareas asignadas, los trabajos hechos en clases, significó mucha organización y disciplina para Jessenia. “Venir a Vega Baja era disponer de todo un día. Yo estaba acostumbrada a permanecer en mi casa y disponía del tiempo suficiente para hacer las cosas del hogar. Entonces me planifiqué mejor, preparaba todo desde el día anterior y eso me facilitó mis giras de Masaya a Diriamba. También está el aspecto económico que básicamente era cubrir tu pasaje y alimentación, pues acá se nos garantiza todo de manera gratuita. Así que valía la pena el esfuerzo y la inversión para capacitarme”, enfatiza Jessenia de los Ángeles.

Comparte esta noticia en tus Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram