Actividades 2021

Un mundo enfermo nos retó en 2020, nos adaptamos superando el miedo y la incertidumbre, enseguida buscamos no dejar solas a las alumnas y sus familias, tenían necesidad de soluciones y su fuerza nos animó, nos reorganizamos y empezamos con la campaña de recaudación de fondos “Que mi sueño no se detenga”.   
Afrontamos el reto como equipo, creamos espacios de confianza y profesionalidad, salieron a la luz decisiones y planes para tener un protocolo contra el COVID-19, continuidad de los programas, perfiles de propuestas de ayuda humanitaria, 100 huertos familiares con valor nutricional, desarrollo del taller de costura de tapabocas, que brindó sustento a las familias de nuestras alumnas y protección a 10,000 personas. Tocamos todas las puertas y encontramos amigos que colaboraron para prestar ayuda humanitaria a nuestras alumnas, optimizando constantemente los pocos recursos.
Seguimos en este mar tempestuoso del COVID-19 y en noviembre del 2020 nos enfrentamos a 2 huracanes ETA e IOTA. ¿Cómo transformar estas fuerzas externas en empuje para que el velero llegue a buen puerto? Creemos en la eficacia de la coherencia de vida, el compromiso, la motivación interna y las convicciones sólidas; este ha sido el punto de apoyo para continuar. 
  Infinitas gracias a las amigas y los amigos que son parte de la historia de solidaridad y entrega al servicio del empoderamiento de la mujer rural, sus familias y comunidades. A continuación compartimos nuestras acciones relevantes de nuestro trabajo en estos seis meses. Amalia González Fournier  Directora Ejecutiva

Una de nuestras acciones más destacadas en este programa fue la construcción y equipamiento en la escuela José Cecilio del Valle durante los meses más duros de la pandemia del COVID-19. 

Te presentamos las acciones desarrolladas en este programa. 

  • Talleres y charlas de autoestima, educación sexual y medios para evitar la violencia a niñas y niños.
  • Reparaciones del techo en las aulas.
  • Habilitación de tanque de agua.
  • Instalación de 2 espacios de juegos al aire libre. 
  • Equipamiento de mobiliario: 6 mesas, 30 sillas y 2 estanterías de madera.
  • Dotación de 8 colchonetas para promover espacios de lectura.

  • Entrega de libros educativos para docentes, niños y niñas.
  • Charlas a padres y maestros para sensibilizar en el respeto a las niñas.
  • Visitas motivacionales a niños y niñas en riesgo de no matriculación y a sus familias.
  • Eventos de socialización, jornadas de limpieza y celebraciones navideñas en nuestro Centro Educativo Vega Baja y en las escuelas.
  • Entrega de kit de higiene, mascarillas y ropa para niños.

A la fecha, las niñas que han participado desde el 2016 en este programa, se muestran más interesadas en formarse para el futuro y han mejorado sus conocimientos en materia de autoestima y afectividad. Son más expresivas y escuchan con más atención los temas; los niños ahora respetan más a las niñas, las dejan participar y trabajan con ellas; los maestros se han comprometido con la educación de sus alumnas y fomentan el respeto; los padres de familia se integran en la vida escolar de sus hijas. 

En febrero de este año se dio inicio al proyecto: «Capacitación técnica y empresarial para la puesta en marcha de empresas textiles».

Hemos reclutado a quince de nuestras ex-alumnas de Costura para ayudarles a perfeccionar sus técnicas textiles y al mismo tiempo aprendan cómo poner en marcha sus empresas dentro de este rubro ya sea de forma individual o en asociación con otras alumnas. Producirán a mayor escala y realizarán transacciones de ventas y podrán llegar a sus mercados objetivos. 

Para poder desarrollar este proyecto hemos habilitado un nuevo taller de Costura, para lo cual invertimos US$ 7,383. Se compraron 2 máquinas de coser Overlock de tres hilos de alta velocidad, 2 máquinas industriales planas de una aguja para coser en variedad de telas desde livianas a pesadas de alta velocidad, 7 máquinas de dos puntadas, cama plana convertible a brazo libre y sistema de devanado automático y se hicieron mejoras en la iluminación, mobiliario e instalación eléctrica.

Las alumnas actualmente están aprendiendo a identificar el producto principal de su negocio y producir varios de ellos como muestras vendibles, es decir, su plan de producción comenzaría con una muestra bien hecha. 

El proyecto contempla también crear un pequeño grupo de mentores para futuras alumnas para que puedan ser un apoyo y mostrar un ejemplo de cómo construir un negocio.

A pesar de todas las dificultades del 2020 e inicios del 2021 debido a la pandemia, 22 alumnas de Cocina se graduaron en nuestro Centro. Ellas han aprendido de higiene, manipulación de alimentos, limpieza y desinfección de cocina, recetas de aperitivos, guarniciones, salsas y carnes. Han atendido 7 eventos en nuestro Centro Educativo Vega Baja y además cómo emprender su propio negocio. 

A través de este curso técnico nuestras alumnas se encuentran capacitadas para ofrecer un servicio de calificación profesional. Gracias al apoyo de DFAT/Australian Aid y Reledev Australia Limited. 

En el 2019 y 2020 participaron 166 mujeres emprendedoras de áreas rurales que desempeñan una actividad económica de subsistencia, poseen un pequeño negocio o querían iniciar uno. 

Las capacitaciones fueron impartidas por 39 universitarias (multiplicadoras) quienes fueron capacitadas durante 4 meses en: Gestión Empresarial y Habilidades de Vida para luego replicar a las emprendedoras en 20 encuentros semanales. La presencia de las multiplicadoras en las comunidades hace que el seguimiento a los negocios sea cercano, para brindar consejo desde la experiencia, de esta manera se construye con ellas el plan de negocio.

Al finalizar el programa las emprendedoras concretan su visión como mujeres empresarias y logran aplicar las herramientas para operar el cambio que transformará el resultado de sus negocios.

La situación generada por el COVID-19 modificó nuestra forma de brindar las capacitaciones de forma presencial a virtual. Esta nueva realidad nos llevó a brindar asesorías personalizadas con herramientas digitales.

Podemos decir que la emergencia sanitaria obligó a las empresarias a reflexionar e identificar fortalezas, debilidades y oportunidades de mejoras. Además, por un lado, desarrollaron habilidades blandas, como la resiliencia, el liderazgo e inteligencia emocional; y por otro lado desarrollaron habilidades de gestión empresarial, adquirieron destrezas tecnológicas y generaron flujos de trabajo más eficientes para hacer llegar sus productos y servicios a sus clientes. 

Al concluir con el proceso de enseñanza aprendizaje resultaron mujeres optimistas, con más claridad sobre la consecución de oportunidades de negocios, diseño e innovación y se constituyeron alianzas para mejorar su posición en el mercado, así como la creación de una tienda virtual.

  • 100% de las empresarias siguen manteniendo su negocio después de la crisis sanitaria de COVID-19, implementando al menos tres nuevas herramienta de gestión empresarial.
  • 80% de las empresarias implementaron su plan de mejora de mercadeo digital para promocionar y vender sus productos y servicios.
  • 90% de las empresarias mejoran la presentación de su producto.
  • 80% hicieron nuevas alianzas y aumentaron sus ventas.
  • 4 empresarias ganaron premio de ANDECU para implementar su plan de comunicación digital.
  • 2 empresarias obtuvieron en concurso externo, un premio de US$300.00 como capital semilla para su negocio.
  • Gracias a las nuevas competencias desarrolladas en el MBA,  2 empresarias ganaron en concurso externo el diseño de su propia página web.
  • 4 empresarias abrieron nuevos espacios de venta para promover sus productos.

El proyecto de huertos familiares inició en septiembre 2020 y finalizó en enero 2021. Vimos la necesidad de mejorar y fortalecer las prácticas comunes de higiene y alimentación en el hogar de nuestras alumnas de las comunidades rurales frente al Covid-19.

Las 100 participantes provenían de 4 comunidades rurales de Carazo; Barranco Bayo en Diriamba, El Panamá en El Rosario y Marlon Alvarado y El Sol en Santa Teresa.

Las clases se desarrollaron una vez por semana con personal técnico que asesoró a estas mujeres en la siembra, mantenimiento y cosecha de más de 13 especies de plantas alimenticias y medicinales cuya ingesta ayuda a mejorar la dieta familiar y fortalecer el sistema inmunológico. Entre estas especies encontramos: Amaranto, Tomate Cherry, Cebollín, Chiltoma, Culantro, Hierba buena, Albahaca, Ruda, Espinaca, Pepino, Cúrcuma, Jengibre, Ayote, Pipián, etc.

Las sesiones fueron acompañadas de capacitaciones en medidas de prevención del Covid-19 y prácticas de higiene en el hogar para mejorar las condiciones de limpieza, acumulación de desechos en patios, eliminación de plagas y zancudos, métodos caseros para mejorar la calidad del agua para consumo, separación de animales domésticos de los espacios familiares; logrando que las alumnas se apropiaran de estas prácticas y mejoraran sus condiciones de higiene dentro del hogar.

Al finalizar el curso las alumnas aprendieron a elaborar recetas saludables con ingredientes cultivados desde sus huertos.

Cultivar sus propios alimentos es una de las mejores maneras de asegurar el acceso inmediato a alimentos frescos, ricos en nutrientes y libres de sustancias químicas para una alimentación sana.

En respuesta al aumento del desempleo provocado por el COVID-19, se creó un taller con las alumnas del curso Técnico de  Costura, para elaborar mascarillas y ofrecerlas a particulares y empresas privadas. Esta iniciativa permitió que las alumnas encontraran una fuente provisional de ingresos, que contribuyó al sostenimiento de sus familias.

750 personas
fueron atendidas con alimentos  y paquetes de higiene en los meses más duros de la pandemia del COVID-19

10 comunidades atendidas tras el paso de 2 huracanes: Eta e Iota.
Brindamos apoyo a damnificados en sus comunidades con distrubución de alimentos y artículos de higiene.

La mayor satisfacción de este evento es que además de compartir un rato ameno entre amigas y disfrutar de unas deliciosas boquitas, las participantes tenían la oportunidad de poder ayudar a 20 mujeres de las zonas rurales de Diriamba para que puedan concluir un Curso Técnico en: Cocina, Costura, Pastelería o Alojamiento, logrando mejores oportunidades de empleo e ingresos o emprender su propio negocio.

El 18 de noviembre del 2020, se realizó la clase de Cocina. Agradecemos el apoyo de Nicoletta 

por brindar la clase y a Valeria Sánchez por acompañarnos como presentadora.

Al inscribirse al evento, los participantes recibían hasta la puerta de sus casas, un kit de bienvenida con un vino o champán, unos deliciosos frutos secos y una  libreta para anotar todos los secretos de la chef. Además tenían la oportunidad de ganar muchos premios durante la transmisión como: horno tostador, freidora, licuadoras y certificados en restaurantes.

Si querés hacer una donación, podés realizarlo a través de transferencia bancaria a nuestra cuenta: ASOCIACIÓN NICARAGÜENSE DE EDUCACIÓN Y CULTURA (ANDECU) (indicando tu nombre y teléfono en el concepto) a los siguientes números de cuentas:

Para donaciones en los Estados Unidos, contamos con un convenio con American Initiatives for Social Development, Inc. Click aqui para enviar tu donativo. 

Comparte esta noticia en tus Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram